Close

Incógnita

Incógnita Incógnita (Énigme), c'est le nom que nous avons donné à l'effigie qui préside et veille sur le site Arqueología Ecuatoriana, depuis toutes les fenêtres. Son origine est anecdotique, comme presque tout d'ailleurs dans la pratique archéologique équatorienne. Il s'agit d'une pièce unique, sans contexte connu, tombée entre nos mains de façon très paradoxale.

Interprétation iconographique

Silla Manteña

Revues Apachita Apachita 8 L'Équateur depuis le Catequilla
L'Équateur depuis le Catequilla PDF Imprimer Envoyer
Écrit par Ernesto Salazar   
Mardi, 06 Mars 2007 17:08

Depuis un certain temps, Cristóbal Cobo, archéoastronome amateur, est en train de diffuser un "projet" qui a comme scénario principal le mont Catequilla, situé dans la région de la "Moitié du Monde". Le personnage fait bouger ses pistons, se rend aux radios, aux stations de télévision, aux journaux locaux, où il trouve toujours un "journaliste" qui le seconde dans son entreprise digne d'une meilleure cause. Afin d'achever en beauté la diffusion de son projet, Cobo a déjà produit un DVD "éducatif" qui diffuse ses idées dans le domaine scolaire.

En la cima del cerro se observa un muro circular de piedra, junto a un pavimento de piedra, también circular, pero sin muro delimitante, que nunca han sido excavados por un arqueólogo. Hay gente que opina que lo pavimentos de piedra son “noques” coloniales o republicanos, usados para aventar el trigo, lo cual no inmuta al arqueoastrónomo que, de paso, ha comprado el terreno del sitio para impulsar su proyecto. La clave del mismo es el descubrimiento de que el mencionado cerro tiene latitud 0º0’00’’, confirmada con un GPS. Se conoce que, por razones militares, el sistema de posicionamiento global tiene by default una desviación razonable que impide que, en tiempos de paz, un objetivo militar o civil pueda ser ubicado con precisión. Por lo tanto, es muy probable que el Catequilla no tenga en realidad la latitud 0 señalada por un GPS comercial. De todas maneras, este descubrimiento indicaría que el Catequilla es el punto exacto de la Tierra donde uno se pierde detrás de su sombra, asunto que intriga al descubridor, si se considera que nuestros antepasados habrían descubierto la posición ecuatorial cientos (o miles?) de años antes de que la moderna tecnología lo haya logrado con complicadas triangulaciones con satélites artificiales. Lo que Cobo parece ignorar es que, a lo largo de la línea equinoccial, hay cientos y miles de puntos exactos con latitud 0, y que ubicarlos no necesitaría ninguna ciencia arcana: solo habría que mirar al suelo para ver si uno proyecta o no su sombra.
A este descubrimiento, Cobo añade otro de simpleza extraordinaria: que si del Catequilla se trazan líneas en ciertos ángulos (particularmente de los solsticios y los equinoccios) se van a encontrar, en fila, los asentamientos arqueológicos e históricos conocidos (cita, entre otras, una línea que tendría al Catequilla en fila con la iglesia de San Francisco, la Capilla del Hombre, Otavalo, Pomasqui, etc.). En buen razonamiento arqueológico, esto hubiera requerido que, a lo largo de la historia ecuatoriana, numerosos pueblos indígenas, mestizos y europeos, habrían tenido que responder a algún “inconsciente colectivo” para alinear sus ciudades (y hasta edificios), de acuerdo a ciertas pautas predeterminadas por un oscuro y no descubierto pueblo precolombino.
Ahora bien, desde la terraza de mi casa, que no tiene nada de ceremonial ni de extraterrestre, pasan líneas imaginarias que pueden alinear tranquilamente a mi casa con la Casa Blanca, Carondelet, la Comandancia de Policía, y (¿por qué no?), hasta el Catequilla, Pumapungo y Quitoloma . Y esto por una razón muy simple: que alrededor de cualquier punto donde estemos, hay asentamientos de diversas épocas en 360º a la redonda. ¿Que diríamos de alguien que nos confía que ha descubierto que cuando sale el sol es de día? Pues, el descubrimiento de Cobo es de la misma naturaleza: una verdad evidente que no necesita descubrirse. En realidad, lo extraordinario fuera que, a lo largo de las líneas escogidas por Cobo, precisamente NO existiera ningun asentamiento arqueológico o histórico. Esto constituiría un problema arqueológico digno de ser dilucidado con investigaciones sistemáticas.
¿Cómo entender la insistencia de Cobo en un proyecto que no está acompañado de ninguna investigación científica seria?. Por cierto, su compra del sitio con claros fines turísticos, pone en predicamento el modo como puede utilizar la información del sitio. La gente que acude al lugar desconoce de solsticios y equinoccios, pero todos bajan del cerro impresionados, declarando a la televisión que en el Catequilla está la cuna de la nación ecuatoriana (?). Si la identidad nacional tenemos que construirla a partir de los “descubrimientos” del Catequilla, Dios nos libre de la que vamos a sacar de la latitud 0º0’00’’.
Lo más curioso es que Cobo, envuelto en su nebulosa, opta por ignorar el entorno histórico del Catequilla. En efecto, a la base del cerro pasa el antiguo camino precolombino que iba al país caranqui, donde Huayna Capac hizo la última campaña bélica del imperio, y se encuentra además el sitio de Rumicucho, muy visitado por los turistas (por cierto, desde el Catequilla, la vista de Rumicucho es impresionante). Además, al otro lado de la planicie de Rumicucho, se ven los cerros de La Marca, donde existen dos pucaráes precolombinos.
No se descarta que investigaciones sistemáticas descubran algún sitio precolombino en el Catequilla. Desconociendo que Catequilla es una quichuización del vocablo Katekil, algún aficionado se ha apresurado ya a declarar al cerro como templo de la luna. En realidad, el topónimo original sugiere que el cerro habría sido talvez una huaca de Katekil, el héroe andino que fulminaba a sus enemigos con rayos y truenos. La mitología de los varios Catekillas ubicados en el Ecuador ha sido estudiada por los arqueólogos canadienses John y Sara Topic, quienes han señalado ya que el culto de Katekil fue traído del norte del Perú por Huayna Cápac. En otras palabras, el cerro Catekilla de Cristobal Cobo puede servir turísticamente como el mirador de un trecho de historia y mitología andinas del antiguo Ecuador, sin necesidad de recurrir a ninguna especulación de naturaleza astronómica no debidamente probada.
Por cierto, es saludable que la sociedad no académica se involucre en averiguar sobre el pasado del país, pero hay que tener en cuenta que la ciencia tiene reglas, y muy rigurosas. No seguirlas lleva al establecimiento de una pseudoarqueología que, al no encontrar espacio en la academia, copa los medios de comunicación, desorientando a la ciudadanía. Y ya sabemos que, para los “medios”, la arqueología tiene rating solamente si los vestigios han sido abandonados por los extraterrestres, o si han constituido, probadamente o no, observatorios astronómicos. Poco importa si el sitio carece hitos de referencia (estelas, montones de piedras, rocas en el paisaje, los lados del umbral de una entrada, etc.) construidos o utilizados para marcar el segmento del horizonte o del cielo donde se habrían hecho las observaciones astronómicas. Por ello, no extraña que cualquier individuo o comunidad que tenga una loma en su llacta, la declare observatorio astronómico, para turismo de los ingenuos y manantial de labia de los charlatanes.

Mise à jour le Dimanche, 15 Avril 2007 23:28
 

Commentaires  

 
#6 katequilla es quechuaGuest 23-01-2014 11:00
Aunque el proyecto Quitsatoa tiene su validez desde el punto de vista astronómico, deja de lado el aspecto del "simbolismo" cosmogonico, por no decir mágico-religioso.
Los incas si descubrieron el lugar, pues para eso vinieron desde el Cuzco, para sentarse en el trono del SOl y seguramente como resguardo edificaron el Rumicucho, el mismo que tiene la forma de un INCA, al igual que Sacsayhuaman, que son como "guardianes" .
Si es de interés de la revista, puedo envisrles un articulo al respecto.
Citer
 
 
#5 CatequillSantiago de Chuco 30-08-2011 16:27
Catequill tiene su templo en el norte del Perú, exactamente en el cerro Icchall en el distrito de Cachicadán y provincia de Santiago de Chuco, departamento de la libertad. Nace a partir de una Leyenda donde da origen a los Chucos y luego se expante por el cuzco y el Ecuador
Citer
 
 
#4 RE: Ecuador desde Catequillanelson rubianes 07-10-2009 07:14
es claro que fue construido hace muchisimo tiempo pero nos preguntamos que proposito espirtual tiene en la actualidad
Citer
 
 
#3 Diego Carrión 27-08-2009 10:04
Está buenisimo el artículo, jamás me había enterado de algo así.

[Editado por el Webmaster]
Citer
 
 
#2 Enriquecemos el debate en los forosGaëtan Juillard 27-08-2009 10:02
Propongo para enriquezer la discusión sobre el Cerro Catequilla de seguir el debate y las reacciones en los foros, en nuestro tema: foros.arqueo-ecuatoriana.ec/.. ./...
Citer
 
 
#1 RECTIFICACIONErnesto Salazar 27-08-2009 10:00
En nuestro número 8 (noviembre 2006), publiqué un artículo titulado "Ecuador desde el Catequilla", en el que critico el trabajo del arqueoastrónomo Cristóbal Cobo, señalando entre otras cosas, que él ha adquirido el sitio de Catequilla (Mitad del Mundo). El mencionado investigador ha protestado enérgicamente, por cuanto nunca ha sido propietario del lugar. En consecuencia, informo a los lectores sobre el particular, presentando al afectado mis disculpas por este error, fruto sólo de rumores no comprobados adecuadamente. El investigador Cobo ha enviado al Consejo Editorial de este portal electrónico un alegato extenso, el mismo que responderé cuando sea publicado. Esta rectificación aparece también en el número 10 de este boletín.
Citer
 

Ajouter un Commentaire


Code de sécurité
Rafraîchir

^  top