Close

Incógnita

Incógnita Incógnita (Énigme), c'est le nom que nous avons donné à l'effigie qui préside et veille sur le site Arqueología Ecuatoriana, depuis toutes les fenêtres. Son origine est anecdotique, comme presque tout d'ailleurs dans la pratique archéologique équatorienne. Il s'agit d'une pièce unique, sans contexte connu, tombée entre nos mains de façon très paradoxale.

Interprétation iconographique

Silla Manteña

Revues Apachita Apachita 2 Archéologie de la Violence
Archéologie de la Violence PDF Imprimer Envoyer
Écrit par Oscar Cajas   
Samedi, 24 Février 2007 16:12

La violence, dans le sens où nous l'entendons aujourd'hui, a toujours existé, ce qui nous amène à nous interroger sur l'image quelque part innocente que nous avons du chasseur-cueilleur préhistorique. De la même façon, à l'heure de représenter les premières communautés agricoles et éleveuses de troupeaux intégrées par des sujets pacifiques qui cultivaient leurs terres et veillaient sur leurs troupeaux, nous assumons sans problème le préjugé du "bon sauvage". Cette image sera sans aucun doute remise en question suite aux découvertes des tueries qui se sont produites sur les sites actuels de Talheim (Allemagne) et Olsen Chubbuck (EU). Ces études démontrent que le registre archéologique ne soutient pas l'idéologie du bon sauvage de façon généralisée.

En el siglo XX, los desastres y el horror producidos por la II Guerra Mundial provocaron un interés por investigar las causas y la naturaleza de los comportamientos violentos de los seres humanos. Muchos autores (Dawkins 1994; Lorenz 1989; Wilson 1983) se han inclinado a pensar que nuestra naturaleza es violenta, superada solamente gracias al desarrollo de la cultura o para ser más correctos, de “nuestra” cultura. En muchas sociedades, las guerras y actos de violencia son sacralizados, como afirma Clastres. El mecanismo ideológico conmina a los individuos a vivir en comunidad y en este contexto, los sacrificios humanos y las guerras rituales no hacen otra cosa que sublimar la violencia, a fin de que los individuos no rompan las reglas del convivir social.
Desde el cazador recolector que mata a su presa con punta de proyectil, a las sangrientas guerras de Troya y desde el sitio arqueológico que muestra los restos de una mujer con huellas de tortura, hasta las grandes fosas comunes de Bosnia o de Chile, la arqueología se encarga de reconstruir los escenarios rituales y políticos de la violencia. Las sociedades contemporáneas disponen de una tecnología de destrucción que la humanidad no había conocido jamás. Los robos y asesinatos que se dan a diario en el mundo, el abuso a menores de edad, a mujeres y ancianos, las torturas, los crímenes de estado, todo esto es parte de una llamada “cultura de la violencia” (Guilaine, 2000). ante la cual la arqueología se apresta a dar contribuciones significativas.
En efecto, a más de proporcionar un largo decurso histórico de análisis de las formas y las causas de la violencia en el pasado, la arqueología está contribuyendo con su metodología y sus estrategias de campo a esclarecer los hechos de la violencia contemporánea. Al presente, no es extraño contemplar a grupos de arqueólogos forenses trabajando en fosas comunes de la violencia política provocada por caudillos de pies de barro que han tratado de afianzar su poder con la eliminación de sus semejantes. Por primera vez, y de forma dramática, la arqueología está mostrando su relevancia en el mundo de hoy.

Mise à jour le Mardi, 17 Avril 2007 10:37
 

Commentaires  

 
#1 Oscar 01-09-2009 02:49
Presiento que el autor de este articulo, esta bastante comprometido con su labor; no en vano saca a relucir la importancia de la arqueologia, y como acompañada de otras disciplinas (...consideracion personal) ayuda a desenmarañar, en este caso especifico, la violencia que nos golpea a diario en nuestras sociedades.

Lastima haberme encontrado este articulo mucho tiempo despues que se escribio (casi 9 meses); pero igual la informacion que ofrece es interesante y que decir de las opiniones que se llegan a divisar del autor, Oscar.
Citer
 

Ajouter un Commentaire


Code de sécurité
Rafraîchir

^  top