Close

Incógnita

Incógnita Incógnita (Énigme), c'est le nom que nous avons donné à l'effigie qui préside et veille sur le site Arqueología Ecuatoriana, depuis toutes les fenêtres. Son origine est anecdotique, comme presque tout d'ailleurs dans la pratique archéologique équatorienne. Il s'agit d'une pièce unique, sans contexte connu, tombée entre nos mains de façon très paradoxale.

Interprétation iconographique

Silla Manteña

Revues Revue INPC Revue INPC 2 Les Monts Jaboncillo, Bravo, La Negrita, de Hojas et Guayabal déclarés Patrimoine Archéologique
Les Monts Jaboncillo, Bravo, La Negrita, de Hojas et Guayabal déclarés Patrimoine Archéologique PDF Imprimer Envoyer
Écrit par Fernando Mejía   
Jeudi, 18 Novembre 2010 08:02

L'ensemble des monts Jaboncillo, Bravo, La Negrita, de Hojas et Guayabal, situé au nord-est de Portoviejo, près de la commune de Picoazá, a été déclaré Patrimoine Culturel le 2 juin 2009, par décret Ministériel No. 101-2009, du fait de constituer un important complexe archéologique de la culture Manteña, abritant une série de constructions monumentales telles que des terrasses agricoles, des enclos, des murs, des silos ou entrepôts à grain, marches, puits, entre autres, et de posséder une richesse écologique variée.

La culture Manteña s'est implantée sur le littoral équatorien au centre et au sud de la province de Manabí, entre 550 et 1530 après Jésus-Christ (période d'Intégration). Au début du XXème siècle, Marshall Saville découvrit des restes matériels de cette culture sur les Monts Jaboncillo et Hojas, tels que des sièges en pierre, des stèles et de la céramique; entre 1917 et 1923, Jacinto Jijón y Caamaño effectua des fouilles dans la région; ce fut lui qui donna son nom à la Culture Manteña. Suite à ces études, plusieurs chercheurs ont contribué à une meilleure connaissance des structures, de la cosmogonie et l'organisation de la société manteña.

Muro de contención de una terraza en el Cerro Jaboncillo  Excavación en Cerro de Hojas :: (Fotografía Florencio Delgado 2009)  Pozo de agua prehispánico, aún en uso, en el Cerro Jaboncillo

Los estudios señalan que fue una sociedad compleja, que integró varias jefaturas bajo una misma autoridad política, que experimentó una marcada estratificación social y se organizó en señoríos. Los señoríos fueron unidades políticas que se desarrollaron gracias a alianzas guerreras, que luego se consolidaron mediante complejos sistemas de parentesco y pertenencia étnica con control de diversas zonas productivas, lo que hizo posible que sus miembros mantuvieran la estructura de producción comunitaria.

Los señoríos manteños, ejercieron un dominio político y económico sobre un amplio sector de la costa, entre ellos se puede mencionar los señoríos Jocay, Picoazá y Salangome. Este poderío se reflejó en la gran cantidad de construcciones monumentales realizadas como terrazas, corrales, silos, etc., construcciones hechas en piedra, con la que también elaboraron artefactos como las sillas en U, características de esta cultura.

Uno de estos sitios manteños es Jaboncillo, en donde las dos fases de prospección y una primera de excavación, realizadas en sectores específicos del cerro, permitieron identificar y registrar 982 estructuras habitacionales; estos complejos arquitectónicos, construidos con cimientos y muros de piedra, están distribuidos en diversos conjuntos que pueden asociarse a 68 barrios en las diversas planicies o cimas de Cerros Jaboncillo, Hojas y Papayita; además, se identificaron una serie de elementos menores, como caminos, terrazas de cultivo con o sin corrales, pozos de agua, etc.1.

Evidencia de la destrucción por el trabajo minero en la zona

Las evidencias de esculturas líticas como son las sillas en U y estelas de piedra en el Cerro Jaboncillo están asociadas a complejos residenciales y usos ceremoniales, que dan cuenta de la importancia que el sitio tenía.

De allí que la declaratoria patrimonial y la definición de un área de resguardo contribuyen a detener la alta destrucción del sitio, generada por el continuo saqueo de huaqueros y una larga explotación minera.

Su conservación abre la posibilidad de desarrollar una amplia gama de proyectos de gestión, que incentiven una mayor investigación del complejo arqueológico de Jaboncillo; la participación activa de la comunidad, como herederos de los antiguos habitantes de estos sitios arqueológicos, la recuperación de la memoria de esta zona y la valoración de sus elementos identitarios.

Nota:

  1. Ver Telmo López, Proyecto Arqueológico Cerros de Manabí: Fase 1 Cerro Jaboncillo, informe de prospección arqueológica, INPC; y Florencio Delgado, Proyecto Cerro Jaboncillo – Cerro de Hojas, Prospección y excavación arqueológica, INPC, 2009.

Bibliografía:

Delgado, Florencio, Proyecto Cerro Jaboncillo – Cerro de Hojas, Prospección y excavación arqueológicas, INPC, 2009.

Hidrovo, Tatiana, Proyecto Determinación del Estado de conservación de las terrazas de cultivos y otras obras de la Cultura Manteña, que se encuentran en el complejo de cerros de Hojas y de Jaboncillo, Bravo, La Negrita y Guayabal para su recuperación, Centro Cívico Ciudad Alfaro, octubre 2009.

López, Telmo, Proyecto Arqueológico Cerros de Manabí: Fase 1 Cerro Jaboncillo, informe de prospección arqueológica, INPC, 2008.

Mise à jour le Vendredi, 19 Novembre 2010 07:28
 

Ajouter un Commentaire


Code de sécurité
Rafraîchir

^  top